Liza Casullo: terciopelo en llamas

0

Después de la breve reunión de Doris, presenta su excelente debut como solista: Velvetbonzo. Un viaje oscuro y psicodélico por la autopista de David Lynch. La cita es este jueves 14 de junio, desde las 21 horas, en Ultra Bar.

La breve reunión de Doris sirvió para, además de sanar heridas, poner en perspectiva la importancia de la banda. Un disparate de post-rock al que le tocó en suerte (en mala suerte) barrenar el underground perseguido tras Cromañón. Las cartas no eran las mejores: aunque creativa y expansiva, después de tres discos aquella nave psicodélica quedó condenada a la disolución. Desde aquel estallido, las esquirlas de Doris tomaron formas nuevas y le dieron vida a algunos de los proyectos más interesantes que agitaron el circuito cultural del último lustro. Desde Onda Vaga y Nacho y los Caracoles hasta Valeu!, pasando por Emokorobá, Los Campos Magnéticos y Velvetbonzo, el flamante disco solista de Liza Casullo.

Velvetbonzo es un ser, un lugar, un estado de terciopelo incinerándose entre el líquido inflamable de las melodías”, explica Liza en el booklet. La cantante, actriz, compositora y notable guitarrista recoge la matriz eléctrica de Doris para encarar un viaje absolutamente personal: canciones en inglés y en español, instrumentales huracanados y hasta una suite deconstructiva con influencias de la música concreta y el free jazz. El marco es una imaginería de medianoche, con dosis de importantes de libido y psicodelia en algún lugar entre los Pixies y el Tom Waits de Rain dogs.

Liza Casullo (fotos de Fede García)

Este jueves 14 de junio, desde las 21 horas y con un mini set de La Cosa Mostra como apertura, lo presenta en Ultra Bar. Para meterle escenario a las piezas del disco, estará acompañada por Los Bárbaros Púrpuras. Es decir, el ensamble que armó la propia Liza (guitarra eléctrica y acústica, voz), Rado Valente (guitarra eléctrica y acústica), Ezequiel Spinelli (bajo), Nazareno Gil (batería), Federico Estevez (percusiones, latas, chapas), Daniel Mayor (trompeta), Manuloop (banjo) y Sebastian Volco (mogos).

-El título (como el arte de tapa) del disco capturan un estado de ánimo. ¿En qué circunstancias fue concebido este disco?
-En circunstancias de las más diversas. Empezó en un estudio de grabación (Fuera del Túnel), grabando las baterías con catorce micrófonos para que se suenen todo y terminó en mi casa en una cueva acústica hecha de frazadas, grabando voces y guitarras en la medianoche. Y en el medio, estudio casero, pruebas, errores, descubrimientos, ediciones, escuchas.

-¿De qué dirías que habla Velvetbonzo?
-No tiene una temática definida. No habla de algo en concreto. La sumatoria de letras que hacen las canciones generan una especie de entramado donde aparecen personajes, gigantes, personas que no están, amores no correspondidos, paisajes, un bar con viejos contando historias, un imperio desolado.

-La sonoridad, aunque rockera, no tiene demasiados antecedentes en el circuito local. En ese sentido, ¿cuáles fueron tus referencias?
-Hubo referencias ‘conscientes’: mucho Frusciante, Barret, Coco Rosie, Eduardo Mateo, Tom Waits, PJ Harvey, Pixies. A ellos los tuve como referencias cercanas para ciertos sonidos, colores, mezclas. Y de alguna manera toda la movida local (Sr Tomate, Panoramica, El Mató, Doris, La Manzana Cromática Protoplasmática, Peligrosos Gorriones, Los Brujos) me contagió mucha de la energía que tiene el disco, de las ganas de hacer canciones, así que serían referencias o influencias ‘inconscientes’.

-La propuesta instrumental es compleja y fruto de mucho tiempo. ¿Cómo planeas trasladar todo esto al escenario?
-Es un tema ese. No me propongo que los temas sean idénticos a los grabados porque son de otra naturaleza. Además la formación es distinta que con la que grabé. Sí me interesa respetar cierto ‘espíritu’, por decirlo que alguna manera, que tienen las distintas canciones, por determinados cortes, intensidades, arreglos, detalles. Y eso lo venimos laburando hace un tiempo con Los Barbaros Purpuras, la banda con la que estoy tocando ahora. Además esta vuelta se suman a la formación trompeta, banjo, moog, percusiones.

-¿Cuál es tu plan para la presentación en Ultra? ¿Qué tiene que pasar para que te bajes satisfecha del escenario?
-Vamos con toda la música a cuestas y muy conectados. El resto es la combinatoria de fuerzas que desata el vivo, ese vértigo... Y que la música sea, con toda su potencia. Ahí aterrizo feliz.


Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

RANKING

seguinos en

© 2011 OIR MORTALES. Todos los derechos reservados.