Abel Pintos versiona a Cerati

0

El cantante de Ingeniero White grabó “Cactus” para su nuevo CD + DVD titulado Sueño dorado. El registro de un concierto íntimo en La Ciudad Sagrada de los Indios Quilmes. Mirá el video en Oir Mortales.

En el repertorio de Fuerza natural, “Cactus” se marcó con fluor. Una canción bellísima donde Gustavo Cerati recuperó el imaginario noroeste de “Cuando pase el temblor” con una leve marcación de chacarera. Abel Pintos, un cantor formado en el folklore pero permeable al rock argentino (recordemos que su padrino artístico fue León Gieco), entendió esas resonancias y acaba de grabar su versión. Un registro íntimo y en vivo tomado en La Ciudad Sagrada de los Indios Quilmes que está ubicada en Tucumán.

“Siempre interpreté a otros autores -dice Pintos-, así que cuando encaramos este proyecto me puse a pensar de qué manera podía cubrir esa parte que también es de mi carrera, desde la interpretación. Y Gustavo Cerati es uno de esos artistas que siempre quise interpretar. Se me ocurrió que, por el lugar y lo que la canción dice, ‘Cactus’ era la indicada. No quería sólo interpretar a alguien: quería darme un gusto. En un disco de estudio no me hubiera atrevido a hacer una versión”.

Se trata del primer corte de Sueño dorado, su nuevo CD + DVD. Un repaso por buena parte de su camino artístico que llegará a las disquerías a partir del 10 de julio. Grabado como un concierto desértico y al amanecer (la impronta recuerda al trabajo de Pink Floyd en Pompeya), el disco fue co-producido por el propio Pintos y el productor y músico Juan Blas Caballero.

Mirá el video de “Cactus”, primer adelanto de Sueño dorado, en Oir Mortales:

"Cactus" (Gustavo Cerati), por Abel Pintos.

 


Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

RANKING

seguinos en

© 2011 OIR MORTALES. Todos los derechos reservados.