Los nuevos episodios de Encuentro en el Estudio

1

Ya está en el aire la quinta temporada del programa conducido por Lalo Mir. El ciclo donde buena parte de la mejor música argentina desembarca en los míticos estudios ION.

Fer Ruiz Diaz, de Catupecu Machu

Fer Ruiz Diaz, de Catupecu Machu

Sergio Denis

Sergio Denis

El legendario Portugues Da Silva

El legendario Portugues Da Silva

Lalo Mir y el director Ariel Hassan

Lalo Mir y el director Ariel Hassan

Pedro Aznar

Pedro Aznar

Es verdad: el pasillo que conduce a los Estudios Ion impone respeto. Sobre sus paredes cuelgan las fotos en acción de la mejor música popular del continente: ahí están Piazzolla, Spinetta, Vinicius & Jobim, Pugliese, Zitarrosa, Mercedes, Dino Saluzzi, Charly, Mateo. Sin embargo, no estamos en un museo: la transversalidad estilística de ION también es temporal. En estas salas se han grabado tanto piezas de Oscar Alemán como canciones de la vanguardia porteña más contemporánea (Pez, Pablo Dacal & la Orquesta de Salón, Alvy Singer, entre muchos otros). La vitalidad del Portugués Da Silva, histórico detrás de la consola, es el retrato más fiel de los estudios.

En esa delgada línea entre la historia y el presente absoluto se produce también Encuentro en el Estudio, el programa conducido por Lalo Mir y una de las últimas grandes noticias para la televisión y la música de este lado del mundo. Una combinación única entre la mística de las Abbey Road Sessions y la agudeza de Inside Actors Studio. Un ciclo que ya lleva cuatro temporadas y, por estos días, está empezando a poner al aire los episodios de su quinta saga. “El estreno de cada temporada, que es una tanda de 13 capítulos, siempre tiene un sabor particular –dice Ariel Hassan, director e ideólogo de Encuentro en el Estudio-. Ya pasaron por el programa más de 50 artistas y la verdad que con cada uno vivimos momentos inolvidables. Este año armamos una selección bien ecléctica de músicos. Es una gran ensalada de música: toda esa data que está metida adentro de cada uno nosotros”.

Hassan no exagera. Además de los episodios con Catupecu Machu, Pedro Aznar, Abel Pintos y Pablo Lescano junto a sus Damas Gratis (que ya fueron estrenados), se vienen encuentros con Bersuit, Sergio Denis, Falta y Resto, Attaque 77, Marilina Ross, el gaúcho Vitor Ramil y Los Cafres. “Justamente la diversidad de artistas es uno de los pilares del programa -explica Hassan-. Tiene que ver con nuestra identidad cultural. Tenemos nieve y playa. Grandes extensiones quebradas en los andes e inmensas zonas absolutamente planas en la pampa. Frío y calor. Humedad y aridez. Por otro lado, hordas de inmigrantes europeos misturados con sudamericanos. Pluralidad natural en cada cosa que mires. Y esta clarísimo que el clima, el terreno y la historia de la gente, necesariamente influyen en las expresiones artísticas de un pueblo. Nuestra música es tan rica… creo que es difícil pensar en un país que tenga semejante variedad musical. El programa busca abrir nuestros oídos para ponernos a escuchar toda nuestra música”.

-¿Con qué criterio eligen a cada uno de los invitados?
-No tenemos ningún prejuicio a la hora de elegir los músicos que van a participar. Lo único que buscamos es que cada artista sea genuino dentro de su género. Así nos encontramos con muchas sorpresas, como el capítulo con Paz Martínez o con el genial Chico Novarro. Aparecen costados totalmente desconocidos de todos estos grosos. Artistas que están a mi entender un poco olvidados por el gran sistema de medios o incluso menospreciados por la crítica especializada, pero que son esenciales en nuestro inconsciente colectivo musical. Nos pasamos casi un día entero con cada uno adentro de esa suerte de templo de la música argentina que son los Estudios ION, un icono indiscutible de la identidad musical de la región. Y mientras nuestros músicos grababan, del otro lado de la pecera siempre estuvo el querido Jorge Da Silva, que es el ingeniero de sonido que hoy nos acompaña en el programa.

-¿Y como es la experiencia de trabajar con el famoso Portugués Da Silva?
-El portu es un prócer. Es el San Martín de nuestra música. Está ahí desde hace 50 años registrando a nuestros artistas. Él y Osvaldo Acedo, sin buscarlo, han hecho una tarea cultural inmensa. Pero lo más importante es que el Portu está absolutamente vigente. Tiene una vitalidad envidiable. Y sabe. Sabe mucho de esto. Sabe cómo se microfonean los instrumentos. Sabe cómo hacer sonar a un power trio como Carajo o la orquesta típica de Leopoldo Federico. Nunca un programa de la televisión argentina sonó así y esto se lo debemos a ION y al Portugués.

-Cómo director, ¿qué desafíos te genera este formato?
-Mi búsqueda como director es similar en todas las cosas que hago. Creo que lo fundamental es que lo que suceda delante de las cámaras sea verdadero. Pongo toda mi energía en generar el clima necesario para que todos se sientan cómodos y ahí es donde se produce la magia. Después las cámaras y la edición tienen que estar ausentes, se limitan a registrar lo que está sucediendo verdaderamente. Todos los que hacemos el programa buscamos alejarnos del prototipo del productor de televisión. Acá nadie está nervioso, nadie grita o corre de un lado al otro. Tenemos tiempo, trabajamos con luces tenues y nos sacamos el calzado para no hacer ruido en la sala. Hay un ambiente muy sereno en las grabaciones.

-De acuerdo al plan inicial, ¿se modificó mucho el punto de partida para el programa?
-La idea del programa surgió con Ina Godoy, que hoy es la guionista del programa, una tarde frente a la rambla de Montevideo. Pensamos en despojarnos de los prejuicios y registrar a todos nuestros músicos con la más alta calidad técnica posible. Juntarlos con Lalo, el tipo más trasversal que conozco, en el estudio, que es su hábitat natural. Musicos + Lalo + ION + el Portu + grabación HD. No podía fallar. Después armamos con Woody González el dream-team de la productora y arrancamos. Y así venimos. El formato, la estética o el logo no cambiaron ni un milímetro desde el primer capítulo. Me encanta que se puedan mezclar todos al aire, que sean totalmente atemporales. Cuando lo ves no se sabe si fue grabado hoy, hace 5 años o dentro de 10 años.

-¿Cuáles han sido tus momentos favoritos a lo largo de todas estas temporadas?
-Cada programa es una experiencia muy fuerte y única. Pero sin dudas uno de los momentos más conmovedores fue la grabación con Rubén Juárez. Yo lo tenía de nombre, sabía quién era, pero realmente no esperaba que fuera una persona tan intensa. Le brotaba arte por los poros, era radical, fuerte. Un gitano del tango. Nos pasamos el día entero grabando emocionados porque no podíamos creer lo que hacía. Un personaje muy particular que podía cantar fraseando libremente mientras tocaba un instrumento complejísimo como el bandoneón. Algo imposible de imaginar. Ese día terminamos todos conmovidos. Todos. Lalo, los eléctricos, iluminadores, camarógrafos, el Portu. Todos moqueando ante semejante muestra artística. No sabíamos que Juárez estaba enfermo, pero él si lo sabía. Y se entregó entero. Nos eligió para hacer su réquiem. Los que tuvimos el privilegio de vivir ese día no lo vamos a olvidar nunca.

La antológica performance de "Desencuentro", por Rubén Juarez.
 


Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

RANKING

seguinos en

© 2011 OIR MORTALES. Todos los derechos reservados.