Celebramos el Día del Bandoneón

0

Como homenaje al nacimiento de Aníbal Troilo, cada 11 de julio se festeja el Día Nacional del Bandoneón. Recorremos su historia con algunos de los bandoneonistas más notables del país: desde los confines del siglo XIX hasta hoy mismo.

EDUARDO AROLAS
La historia del Tigre no sólo es un eslabón con el siglo XIX, sino también una de los grandes mitos fundacionales del tango: sólo 32 años que lo llevaron desde Barracas hasta una muerte turbia en París (como escribió Cadícamo: “en una cayeja, solo / y amasijao por sorpresa / fue que cayó Eduardo Arolas / por robarse una francesa”), pasando por el ambiente proxeneta y, sobre todo, los sonidos de su bandoneón embrujado. La película Derecho viejo, de Manuel Romero, relató su vida y celebró su obra ya desde 1950.

Un fragmento de Derecho Viejo, la película dedicada a Arolas.

ANÍBAL TROILO
De la periferia de Barracas al centro: cuando apenas era un muchachito de pantalones cortos, Pichuco escuchaba el sonido de los bandoneones del Abasto como si fueran un canto de sirena. Su madre decidió alimentar la fantasía y le compró su primer instrumento por $140 en catorce cuotas. Al poco tiempo, ya entraba en la historia del tango por su mismo centro: tocando en el Mercado y luego con Pugliese. Como un río caudaloso, el bandoneón de Pichuco recibió el influjo de todos los grandes músicos de su época (De Caro, Vardaro, Pugliese, Cobián) y los llevó a un nuevo sitio. Al otro lado del siglo, esperando la posta, estaba Astor Piazzolla.

La orquesta de Pichuco Troilo haciendo "Quejas de bandoneón".

ASTOR PIAZZOLLA
Como algunos quizás sepan, la primera aparición pública de Piazzolla es profética. Vestido de canillita y con sólo 13 años, hace un cameo junto a Carlos Gardel en El día que me quieras, la película que elMudo filmó en New York. Como notó el crítico Diego Fischerman, su inscripción en el mundo del tango es doble: desde el núcleo (Gardel) y desde afuera (Estados Unidos). Por entonces, el niño ya llevaba un tiempo estudiando con el bandoneón que su padre le había comprado por catorce dólares en una casa de empeños neoyorquina. La historia que sigue, es la de una revolución.

Piazzolla en el festival de Montreal, haciendo "Otoño porteño" con su quinteto.

RUBÉN JUÁREZ
La anécdota es atendible: durante 1982, con el regreso inminente de la democracia, Rubén Juárez comenzó a acercarse al ambiente del rock. Según cuenta Juárez, fue en el backstage de un concierto de Piero que Miguel Cantilo le señaló el monopolio del negro entre los bandoneones. “De ahí mismo salí, lo desarmé todo y le llevé la parte de madera a un amigo chapista –contó Juárez, poco antes de su muerte en 2010-. Me dice: ‘es un compromiso mundial el que me estás dando’, me dijo. No sé, yo quiero un bandoneón blanco’”.

Rubén Juárez en Encuentro en el Estudio: demoledora versión de "Desencuentro".

DINO SALUZZI
Como el Cuchi Leguizamón, el salteño de Campo Santo llevó los folklores del noroeste hacia nuevas fronteras. Primero viajó hacia la urbe y recibió dos herencias: del tango, el aliento del bandoneón; del jazz, la antropofagia musical y la capacidad de improvisación. El resultado fue esa música nueva y sin nombre con la que todavía viaja por el mundo. Grabando en los sellos más prestigiosos del planeta y tocando con nenes como Al Di Meola, Egberto Gismonti o Charlie Haden.

Un documental para ECM Records dedicado a Dino Saluzzi.

Bonus Track: TOMI LEBRERO
“Es muy gracioso, pero empecé a tocar el bandoneón después de leer un libro de Deleuze cuando era pendejo -dice Tomi Lebrero, que tras pasar por la orquesta de Rodolfo Mederos y la Fierro arrancó su camino con canciones propias-. Hablaba de posmodernismo, de cómo era necesario en ese momento representar el propio lugar en medio de la globalización. Y me pegó. Me parece que el discurso era algo así, o al menos eso era lo que podía entender”. Junto a su ensamble, el Puchero Misterioso, tendió un puente en lo rural y lo urbano: tomando las tradiciones del tango, los folklores latinoamericanos y el rock para buscar una canción nueva.  

Tomi Lebrero & su Puchero Misterioso registrados por el site francés La Blogoteque.
 


Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

seguinos en

© 2011 OIR MORTALES. Todos los derechos reservados.