Jon Lord: el señor del Hammond

0

El organista y miembro fundador de Deep Purple murió ayer en Londres después de una larga batalla contra un cáncer de páncreas. Tenía 71 años. El sonido de su Hammond distorsionado fue la matriz donde se fundó un modo de hacer rock & roll.

Para la legión mundial de fanáticos que Deep Purple ostenta alrededor del planeta, el sonido de la banda es una alquimia única. Por supuesto, la guitarra de Ritchie Blackmore y el timbre vocal de Ian Gillan son una parte esencial. Pero menos obviamente, el sitio donde se produce la matriz primordial de la banda es el Hammond de Jon Lord. Un ataque tan distorsionado (Lord intervenía el sonido su órgano de muchas maneras) como elegante, que tenía sus raíces enterradas en dos macetas diferentes: por un lado, la potencia primal de músicas negras y seculares como el jazz y los blues; por otro, la tradición académica. En un caldo de cultivo como los psicodélicos sixties, el resultado fue Deep Purple.

Músico inquieto, Lord desarrolló su estilo tanto en el marco de la banda como en solitario. Así, mientras se transformaba en un engranaje fundamental para la firma de clásicos como Machine Head, también recibía encargos de la BBC y la industria cinematográfica para desarrollar un repertorio progresivo que coqueteaba más directamente con el neoclasicismo, el barroco y toda la música sinfónica del siglo XIX. Con suerte dispar, realizó experiencias como el Concert for Group and Orchestra, la Gemini Suite, la Light Music Society o las dos piezas de la película The last rebel.

Sin embargo, Lord siempre volvía a su primer amor: el hard-rock de Deep Purple. Con las intermitencias que provocaron proyectos paralelos como Whitesnake o el trío junto a Paice y Tony Ashton, Lord formó parte de la banda en todos los períodos que atravesó el grupo entre 1968 y el 2003. Por entonces, les anunció a sus compañeros que se retiraba del grupo para concentrarse en la composición. Así lo hizo.

Un año atrás, Lord publicó un comunicado a través de su sitio web: "me gustaría que todos mis amigos, seguidores, fans y compañeros de viaje supieran que estoy luchando contra un cáncer y que, en consecuencia, me tomaré un descanso de las actuaciones mientras dure el tratamiento y la cura. Seguiré escribiendo música, en mi mundo simplemente ha de ser parte de la terapia, y espero de todo corazón estar de vuelta en buena forma el próximo año". Desde ayer, tras la embolia pulmonar que finalmente le produjo la muerte en un hospital en Londres, el mensaje es otro: "Jon pasa de la Oscuridad a la Luz". Que así sea.

Jon Lord junto a Deep Purple: en vivo, durante el período dorado de la banda.
 


Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

seguinos en

© 2011 OIR MORTALES. Todos los derechos reservados.