La Filarmónica Cósmica: el corazón adelante

0

Este sábado 22 de septiembre en Uniclub, la banda liderada por El Gnomo presenta su nuevo disco: Tres. Un puñado de canciones celebratorias con invitados como Lisandro Aristimuño, Tomi Lebrero, Sofia Viola, el Botis Cromático y Lucio Mantel.

No podría tener más sentido: La Filarmónica Cósmica presenta Tres, el disco de espíritu soleado y celebratorio que es una de las grandes noticias del año, en el preciso instante que comienza la primavera. Hablamos del proyecto que, a fines de 2006, apareció en el circuito independiente como una especie de ensamble de cámara para interpretar las canciones de El Gnomo (según su DNI, Martín Reznik). Un tapiz expansivo que, en el revés, mostraba hebras de psicodelia, folklores latinoamericanos, música contemporánea, rock argentino y hasta algo de reggae. Estampitas del omnipresente Mateo, Charly García y los Beatles.

Poco a poco se produjeron dos modificaciones. Por un lado, una temporada como banda estable en Visha Bravar sirvió para asentar la formación del grupo: el propio Gnomo, Martín Pantuso (bajo), Manuel Toyos (teclados), Juanfa Suarez (trompeta, teclados), Ezequiel Borra (guitarra eléctrica) y Pablo Bendov (batería). Por otro, la psicodelia llevó a La Filarmónica Cósmica hacia un terreno entre la antropofagia de los subtropicalistas y la cultura rock. Al menos al rock tal como lo entendía García durante los días de Serú Girán o, en este momento, los propios Onda Vaga. Así, después de editar un primer disco homónimo (que los capturó en plena transición de una etapa hacia la otra), sobrevino un período más grupal para trabajar el nuevo repertorio. “Los discos que más escuchaba en esa época eran Let it Be Naked de Los Beatles y Exile on Main Street de los Rolling Stones”, explica El Gnomo. El resultado de ese proceso ya tiene nombre, fecha y forma física: Tres, el disco que presentan este sábado 22 de septiembre en Uniclub (Guardia Vieja 3360).

La tapa de Tres.
La tapa de Tres.

-Tanto personal como grupalmente, Tres ¿es fruto de qué proceso?
-Es una pregunta muy buena, pero difícil de responder… A nivel personal pero sobre todo a nivel grupal, Tres es fruto de un proceso que contiene una multiplicidad de factores difíciles de resumir. En lo que a mí respecta, creo que todo comenzó cuando terminamos el primer disco a fines del 2008. Ese verano me fui a vivir al Delta en el Tigre por 3 meses. Ahí surgieron la mayoría de las canciones de este disco. En soledad, en la naturaleza, en el río, en libertad, sin expectativas, comenzando una nueva etapa, reflexionando y mirando mi vida en perspectiva. Hacer un disco implica un grado de esfuerzo y compromiso muy grande: uno se ve absorbido por el trabajo y por una búsqueda de perfección que nunca llega. Terminar es un parto. Genera una angustia muy fuerte, y luego que pasa la tormenta aparecen los nuevos caminos, las nuevas opciones. Hay una emoción que surge de comprender el proceso anterior y empezar a fantasear con lo nuevo. Creo que para mí fue importante haber terminado ese primer disco: fue un alivio, me dio mucha libertad y seguridad para encarar el nuevo proceso. Dentro de ese nuevo imaginario personal, se empezó a generar el deseo de formar un grupo de rock, que ensaye todas las semanas, que se comprometa con el proyecto, con la búsqueda de un sonido. Eso fue lo que pasó en Tres. Se armó una banda fuerte, dispuesta a tocar en cualquier lugar, dispuesta a sonar cada vez mejor, a curtir los temas, a funcionar orgánicamente tratando de encontrar cada uno su lugar y su función para el bienestar general. Desde mediados del 2009 (presentación del primer disco) la banda se consolidó y aumentó la intensidad en todos estos sentidos hasta llegar a una grabación que se realizó a fines del 2010. Durante todo el 2011 se trabajo casi exclusivamente en el disco. Fue un proceso arduo y con las dificultades que implican laburar en conjunto, pero que finalmente dio un resultado muy satisfactorio.

-Todo el disco tiene un tono decididamente celebratorio. ¿Cómo fue apareciendo esa dirección anímica?
-Creo que la canción “Tres” es un poco el resumen anímico del disco. Fue el primer tema que hice, y para mi habla un poco del estado de ánimo general en el que fueron compuestas las demás canciones del disco. “Este día duele como si no hubiera un día más”. Fue una etapa de mi vida en la que disfrutaba del momento sin pensar en mucho más…. Había como una exaltación del alma al sentir que finalmente estaba haciendo lo que quería con mi vida, pero a la vez fueron épocas de muchos excesos. También estaba atravesando el dolor de una separación. Es loco porque en realidad yo no estaba anímicamente bien, pero lo que componía tal vez tenía que ver con la necesidad de darme ánimo. Por otro lado la banda fue adoptando estas canciones de forma natural. Y los shows se volvieron alegres y potentes. Las cosas más oscuras que escribí en mi vida ocurrieron en momentos de plena felicidad.

-Entre los invitados aparecen Lisandro Aristimuño, Lucio Mantel, Sofía Viola, el Botis, Tomi Lebrero, Pat Morita, etc. ¿Qué peso adquieren todos esos artistas adentro de Tres?
-Cada uno de ellos aparece luminosamente para darle un toque de magia y sorpresa que necesitaban las canciones en las que participaron.

-¿Por qué decidieron versionar "La pura verdad" de Yupanqui? 
-“La Pura Verdad”, tiene una letra hermosas una simpleza y un poder de síntesis que iba muy bien con el mensaje que se estaba armando en el disco a medida que iban apareciendo las canciones. Es un tema que descubrí mirando videos de Atahualpa en Youtube. Un día Nacho Rodriguez, de Onda Vaga, me llamo para que hagamos una versión de un tema de Yupanqui para un disco de versiones que finalmente no se realizó. El me había propuesto hacer otro tema que ahora no recuerdo… pero no funcionó… y yo justo tenía este tema muy latente por aquellos días así que de esa juntada surgió una primer versión que después terminé de desarrollar por mi cuenta y llevándola al repertorio de La Filarmónica.

-¿Qué planes tienen para la fecha de Uniclub?
-El plan es disfrutar de volver a tocar en vivo, reencontrarse con la gente, y entre nosotros arriba del escenario. Lo que tiene que pasar es que la música y el poder del ritual alejen el ego y a las expectativas falsas, para atravesar ese momento bien conectados, no hay mucho que se pueda hacer en el momento… Es importante que venga mucha gente, eso nos pondría contentos. Creo que todo el trabajo se poné en el ensayo, en tratar de estar sanos y enfocados en el concierto. Para bajarnos satisfechos del escenario tenemos que pasarla bien. La música tiene que pasar por nosotros y por la gente, ¡que ella haga su magia!

´"Me estalla el corazón": La Filarmónica Cósmica con Sofía Viola.
 


Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

seguinos en

© 2011 OIR MORTALES. Todos los derechos reservados.