En el año 2005, Liliana Vitale editó Al amparo del cielo, un trabajo que dejaba registro de la Argentina apocalíptica en los comienzos del milenio. Un puñado de canciones propias y ajenas (Muñoz, Fontova, Fatta, Bersuit) que cerraba con una invocación para la Radiografía de la pampa de Ezequiel Martínez Estrada. Una verdadera declaración de principios que pasó casi desapercibida. Los grandes discos, sin embargo, saben esperar a su oyente. Después reeditó su dúo con Verónica Condomí, profundizó su veta como docente y, salvo algunas presentaciones esporádicas, eligió el silencio. Ahora es momento de volver.

Este 17 de octubre, sobre el escenario de la Sala Siranush, Liliana Vitale presenta Al Día: un DVD y CD que, como anuncia su título, parece una puesta a punto. Acompañada por Facundo Guevara y Ana Ponce (percusión), Eliana Liuni (vientos), Quique Ferrari (contrabajo), Mariano Delgado (guitarra), revisita nueve canciones de su repertorio y estrena tres piezas nuevas. Una producción de Marcha Lenta y el sello Ciclo 3 que fue registrada durante mayo y junio de 2013 en los estudios de su hermano Lito Vitale.

“Hice siete discos de los siete mares a los siete cielos –dice Liliana, en una especie de curriculum poético-. Vivo en San Telmo tengo tres hijos y un nieto / me protege una constelación de amigas y amigos / doy clases porque me gusta aprender / amo el arte y su energía revolucionaria / en estos momentos estoy volviendo a nacer / y lo seguiré haciendo todas las veces que haga falta”.