El éxito de Jessico (2001) permitió que Babasónicos programara la edición de su siguiente disco en buena parte de Latinoamérica. Por esa razón –y acaso su clave bolerística-, Infame (2003) se transformó en la piedra angular de su romance con México.

No casualmente la banda de Adrián Dárgelos escogió las canciones de Infame para un proyecto donde confluyen México y nuestro país: hablamos de un disco de versiones donde artistas como Vicentico, Armando Manzanero, Zoé, Andrés Calamaro y el mismísimo Cristian Castro hacen su lectura del material babasónico.

Si bien aún no tiene fecha de edición confirmada, ya trascendieron algunos datos precisos sobre su tracklist. Vicentico, por ejemplo, se encargó de uno de los grandes hits del álbum: “Putita”. Zoe hizo lo propio con “Irresponsables” y Andrés Calamaro se apropió de “Mareo”.

Sin embargo, la verdadera incógnita es “Sin mi diablo”: grabada por Cristian Castro. "La escogí porque es una canción fuerte, de rebeldía -dijo Castro en entrevista con Rolling Stone-. Me hace pensar en un western que cuenta una historia con sarcasmo. Podrán escuchar a un Cristian menos serio, un poco más atrevido".