No es la primera vez. Como acostumbra con cada visita de los Rolling Stones, Mick Jagger concurrió a cenar a la casa que Marcela Tinayre y Marcos Gastaldi tienen en Barrio Parque. Acompañado por el propio Ron Wood, el cantante llegó y se encontró con una mesa entre cuyos comensales estaban Valeria Gastaldi, Candela Vetrano, Verónica Lozano con "Corcho" Rodríguez y el embajador de los Estados Unidos, Noah Mamet. "Mick es un amor -dijo Lozano-, estuvo bailoteando con las chicas y comimos una entrañita".

Otro de los asistentes era Guibert Englebienne, un empresario argentino que tiene entre sus proyectos a las Loog Guitars: unas guitarras de tres cuerdas para que los niños, según su creador, aprendan canciones de los Rolling Stones. Desde luego, Englebienne le regaló una Loog a Jagger y, desde luego, se llevó una autografiada por el cantante. "Me gusta la idea", dijo Jagger.