Actualidad

Orellana-Lucca encabezan una nueva avanzada sobre Buenos Aires

Con 20 años de trayectoria, el dúo de santiagueños surgido en Córdoba es uno de los referentes del nuevo sonido del folklore, influenciados, incluso, por el rock. Detrás llegan artistas que llevan la innovación aún más lejos. 

Dúo Orellana-Lucca. Foto: Julián Matías Velásquez.
Dúo Orellana-Lucca. Foto: Julián Matías Velásquez.

Pretender que el tiempo se detenga es -casi- tan estéril como encasillar la música en géneros inmutables. El dúo Orellana-Lucca, tras casi dos décadas de trayectoria, es un vivo ejemplo de eso: sus integrantes tomaron la música que los emociona desde la cuna y, lejos de repetirla, crearon canciones nuevas con sonido propio. Hoy, suelen aparecer entre los artistas de buena convocatoria en las diferentes fiestas populares del país.

El conjunto, que actuará en Niceto Club el 14 de octubre, surgió en Córdoba (a pesar que sus líderes son santiagueños) bajo el nombre "Presagio", luego cambió la denominación por "Dúo Terral" hasta que, en 2010, adoptó su nombre actual a partir de los apellidos de Manu Orellana y Pelu Lucca, sus líderes. En los últimos dos años fueron nombrados "Consagración" en los festivales de Cosquín y Jesús María, respectivamente.

El sello peculiar de Orellana-Lucca.

Su poesía y sus arreglos están, sin dudas, entre lo mejor de la música actual. Pero no están solos. Más bien, son parte de una generación de músicos, bailarines, artistas plásticos y diversos creadores que eligen la autogestión y la cooperación como medio de vida: se ayudan, comparten grabaciones, evitan coincidir en fechas, se dan trabajo de manera mutua, organizan recitales y, muy a menudo, respaldan causas sociales y ambientales con su música y su presencia.

La Cruza
La Cruza

Sin ir más lejos, este domingo actuará La Cruza en el CAFF, del barrio de Abasto, junto a Paola Bernal. Los primeros son una banda de Villa el Libertador, uno de los barrios más populares de la Ciudad de Córdoba, surgida en el marco de luchas barriales. Con un estilo que recuerda a Arbolito en sus comienzos, combinan folklore, candombe, cumbia y rock. Es la segunda vez que pisan Buenos Aires, donde llegan para presentar su primer CD, "La película de los nuestros".

La presentación del primer disco de La Cruza.

Bernal es oriunda de Cosquín y tiene varios años de trayectoria, acompañada de una voz privilegiada y canciones del folklore argentino y latinoamericano. Los acompañará otra cordobesa invitada: Vivi Pozzebón, una de las integrantes del cuarteto femenino "De boca en boca".

Paola Bernal y el homenaje a una sanadora de Oaxaca, María Sabina.

CheChelos es otro de los grupos surgidos de esa camada. Quizás el más joven de esos conjuntos, surgido en 2016 a partir de la unión de dos violonchelistas. A poco de comenzar a andar, este año fueron "revelación" en el festival de Cosquín. Este viernes darán el último recital del año en Buenos Aires, precisamente en el local "Santos 4040".

El Vislumbre del Esteko

El Vislumbre del Esteko se presenta como uno de los grupos más enigmáticos del folklore -si es que se los puede encasillar en ese estilo, ya que el rock está muy presente en sus composiciones-, con una propuesta jugada. Si bien su fundador y cantante, Santiago Suárez (nacido en La Banda, Santiago del Estero), tiene casi dos décadas de carrera, el primer disco del proyecto llegó en 2007, grabado en Córdoba.

Cuentan que la relación con sus seguidores es muy especial, al punto que se tatúan el rostro de Suárez y el logo de la banda, y van con banderas a los conciertos. Una vez que pasen sus colegas, cerrarán este octubre de visitas de artistas independientes en Buenos Aires el 27 en Niceto.


 

Seguinos