Actualidad

Sabina contundente sobre Macri: "Es un gobierno de ricos"

El cantautor español habló ante la prensa antes de sus conciertos en Argentina. Dijo que sus rituales en el país son "la pizza, la carne y las minas". Polémicas declaraciones sobre Cataluña y el feminismo.

foto: Daniel Castelo
foto: Daniel Castelo

De vestuario colorido y su desde hace un tiempo infaltable sombrero, Joaquín Sabina ingresó recién levantado al salón del Four Seasons donde lo aguardaba la prensa para la charla que brindó a propósito de los ¡once! conciertos que brindará en en Luna Park para presentar Lo niego todo, su reciente (y gran) disco.

"Es la primera vez que vengo desde que (Mauricio Macri) gobierna. En todas las tertulias se habla de la grieta. La grieta es que nosotros somos los buenos y los otros son los malos", se lamentó al ser consultado sobre el gobierno de Cambiemos. Sin embargo, resumió: "Pero seguro que es un gobierno de ricos".

El autor de 19 días y 500 noches también se refirió sin medias tintas a la crisis institucional que vive España en relación a la proclamación independentista de Cataluña. 

Sobre Cataluña: "Estoy radicalmente contra el nacionalismo y la división"

"En Europa el nacionalismo ha sido la causa de rtodas las desgracias y de mucha sangre durante el siglo XX. En España, desde la constitución de 1978 hemos tenido los 40 años más libres y democráticos que había tenido España jamás. Cataluña tiene más libertad que cualquier pais federal", señaló y luego fue al hueso del conflicto con una postura clara: "Una banda de políticos profundamente irresponsable han estado a punto de llevar a los catalanes a un abismo imposible. Lo primero que hicieron fue dividir a los catalanes de una manera atroz. Estoy radicalmente contra el nacionalismo y la división", resumió.

También fue interrogado por la relación con sus hijas, que en algún momento fue conflictiva y que incluso derivó en que el músico compusiera "Ay, Rocío", dedicada a una de ellas.

Al responder, Sabina eligió subrayar la buena relación que mantiene con ellas. "Mis hijas son grandes y son amiguísimas mías, pero soy su padre. Nos vemos más que antes, no tengo ningún problema". El punto de conflicto lo puso luego, cuando aludió al viejo resquemor que lo separa del movimiento feminista, sobre todo en España, donde es acusado de misógino por el lugar que suelen ocupar las mujeres en algunas de sus canciones. "El problema ese que inventan las feministas... es que se inventan muchas cosas las feministas", resumió sin querer ir más allá.

En lo que fue un despliegue sabinero de respuestas efectivas, la conferencia de prensa se pobló de preguntas sobre la relación del cantautor con Buenos Aires, la ciudad más retratada de su cancionero después de Madrid. 

"Soy de esos antiguos que creen en el romanticismo de las musas", dijo y apuntó que parte de sus musas son de la ciudad del tango. ¿Sus rituales en Buenos Aires? "La pizza, la carne y las minas", dijo apuntalado por su risa filtrada por el tabaco y una carraspera eterna.

Joaquín Sabina - Lo niego todo

 

"Argentina es un país tan querendón y tan disparatado y exagerado", contestó al ser consultado sobre su relación con la fervorosa sabinera porteña. Sobre ello abundó con la anécdota que terminó con un fan mostrándole a sus hijos, el nene Joaquín y la nena Sabina.

"Pensé la posibilidad de vivir en Buenos Aires", confesó y aclaró por qué quedó trunca la idea: "Pensé en comprar un departamento en un hotel y el dueño luego de haberle dado la seña se lo vendió a unos japoneses". 

Asimismo, el perfil de arravalero de farolito, cocaína y whisky mezclado con el acento de Cervantes, hacen de Joaquín Sabina un tipo concreto en lo que quiere transmitir. Y en parte lo hace cuando habla de la canción que le da nombre al disco y que ironiza sobre sus múltiples alias. "Ni angel con alas negras, ni profeta del vicio", comienza en Lo niego todo, track dedicado a exorcisar fantasmas del inconsciente colectivo. 

"Pensé en burlarme de esa caricatura a la que yo por ser bocazas di pie", reconoce y ratifica: "Quería burlarme, nada más que eso".

También se refirió al hitazo Lágrimas de mármol, en el que se queja de que "el futuro es cada vez más breve y la resaca, larga". "Tengo 68 años, no sé escribir sin hablar de lo que realmente me preocupa. Y una de las cosas es el proceso de envejecer", concluyó.

¿Y después de los once Luna Park llenos que encabezará los días 11, 12, 15, 16, 22, 23 y 29 de noviembre además del 1, 2, 7 y 9 de diciembre. Pero "quizá no haya más giras masivas", dijo desde la garganta con arena. "Me veo en unos años tocando en teatritos acústicos, donde la relación con el público es menos tribal y más humana", redondeó.
 
 

Seguinos