Discos

Omar Mollo: “Me siento un embajador de la música argentina en el mundo”

El cantante, compositor y músico presenta su disco “Tango Cosmopolita” grabado íntegramente en Holanda. En una charla exclusiva con Infonews marca su postura sobre el tango en la actualidad y la realidad del país.

Omar Mollo
Omar Mollo

Radicado desde el 2003 en Europa, Omar Mollo no pierde esa picardía y las ganas de charlar y vivir del Tango. En una entrevista exclusiva con Infonews recorrimos su último trabajo “Tango Cosmopolita”, disco grabado íntegramente en Holanda junto al bandoneonista local Leo Vervelde que incluyó también la colaboración de profesores internacionales (Wim Warman, de Holanda, y Kay Sleking, de Kenia), y estudiantes de Holanda, Surinam, Noruega, Estonia, Finlandia, Argentina, Líbano, India, Sudáfrica e Inglaterra, pertenecientes a la Cátedra de Tango de Codarts, Rotterdam (Universidad de las Artes)

¿Cómo es hacer afuera del país un disco tan nuestro como el tango?

Mira yo tengo gracias a Dios, la suerte y la ventaja que hace 15 años que conozco a la gente con quien grabamos Tango Cosmopólita, donde hemos compartido muchas cosas, somos muy amigos y me la hicieron fácil. Y aunque no lo creas, todo lo que hago me resulta más fácil allá que acá. Sin tirar cosa fea a nadie eh.

Yo sé que a mí me fue bien en un principio en Holanda, porque tuve la suerte de llegar y que todo el mundo esté buscando y asesorándose de distintas cosas sobre el tango y que me vaya muy bien. Yo fui por dos conciertos en su momento con un mes de estadía gratis. Y en ese tiempo mi mujer, que es mi manager, me consiguió otros dos conciertos más y nos quedamos. Ahí no paramos más.

Desde el 2003 a eso te digo. Yo a esta gente la conozco porque en un conservatorio de música, en Roterdam y conocer a Leo Vervelde que es el director de la orquesta de tango de Codarts .

¿Cuáles son esas facilidades en las que vos hablas? ¿Qué fue lo que te encontraste cuando llegaste a Europa?

Me encontré con que el tango se lo toman muy enserio, y que Leo Vervelde no toca tango porque sí. Él estuvo en Argentina, tocó con Pugliese, y vino a saber lo que es el tango acá, de juntarse con tangeros nuestros, y por supuesto a aprender, pero hace mucho tiempo.

Luego que el aprende y lo hace suyo, lo vuelca en un conservatorio importantísimo, que se llama Codarts, y enseña a cada alumno que viene, de su parte, bandoneón, pero hay todos los instrumentos de tango. Hay un examen final que tenés que rendir Piazzola, Pugliese y un arreglo de Marconi, o una locura de esas. Y si lo haces bien, pasas. (risas).

Allá se lo toman muy enserio. Vienen alumnos de todo el mundo. Y a todo esto, caigo yo y es la frutilla del postre como diciendo, “viene uno de allá con un proyecto de Tango”. En Europa se le rinde un culto enrome al tango.

Omar Mollo presenta su nuevo disco

¿Porque no se podría haber hecho acá este disco?

No se puede hacer acá por el presupuesto. Por eso te digo que allá son más fáciles las cosas. Para este proyecto nos ayudó la Cátedra de Tango de Codarts, Rotterdam (Universidad de las Artes). Muchas de las cosas que pasaron en la realización de este disco, en cuanto a la sala de grabación del conservatorio gigante. Los instrumentos, el piano, todo de primera, fue un “acá esta, usalo”. Todo este disco está grabado en el conservatorio, allá en Europa con participación de todo el mundo.

En un principio, todo esto aparte, era producción independiente, y luego llego el sueño y las gracias de poder firmar con Sony Music. Cuando yo tiro allá en Europa la noticia de la firma con la discográfica, se querían morir.

Me encanta lo que estamos haciendo con el tango, me siento un embajador de la música Argentina en el mundo. Pero lamentablemente este proyecto no se pudo grabar y realizar acá por un tema de costos. En Europa al tango lo ven como un verdadero Arte.

En ese traslado del Omar Mollo rockero al ahora, donde haces discos de tangos, ¿Te ves más seguro?

Sí, me siento seguro. Pero más que nada la seguridad y la comodidad te la da los pares tuyos. Tangeros ortodoxos que te dicen sí o no. Y a mí me han dicho los grosos “Vos podes”. Y ahí mi seguridad. Porque yo cuando grabé mi primer disco de tango que se llama “Omar Mollo Tango” tenía mucho miedo te voy a ser sincero. No musicalmente sino por el que dirán. Y bueno, recibí el apoyo.

¿Sentís que se valora más el tango afuera que acá en nuestro país?

El tango se valora más en Europa por gusto, para ellos es muy importante. Lo que te aseguro es que, en casi en toda Europa, esta primero la música clásica y después el tango. Es muy groso pero enserio. Le dan un valor muy importante que acá no. Allá no se fijan del negocio, hay ayuda por todos lados. Yo por eso mismo lucho, para ver si esto es una enseñanza para el año que viene y poder hacer algo acá en Argentina.

¿En qué estado se encuentra el Tango en nuestro país?

Yo pienso que tenemos que abrir la cabeza. Y no vestir a los chicos como Tangeros de los viejos tiempos. Allá en Europa lo que es Tango, va y sirve. Formato electrónico, etc. Allá todas las milongas que vayas están los disc-jockey con tango. Por eso repito, tenemos que abrir la cabeza.

Yo estoy muy feliz y agradecido de haber podido lograr este material con esta gente. Porque es un mundo nuevo. Y que ellos tienen las ganas de aprender y sumar, es bienvenido. La orquesta allá en Holanda es el primer disco que graban. Con Tango Cosmopolita hemos logrado reunir seres humanos del mundo en un solo proyecto que es el tango.

Y otra ventaja grandísima que hoy tenemos con el tango son las plataformas sociales, y poder llegar a todo el mundo mediante las redes, Youtube, y plataformas de audio en celulares.

Cuando venís al país, ¿Te preocupa la realidad que se está viviendo?

No me abro de gambas no, veo la realidad. Esta yo ya las viví. Lo que está pasando en el país ahora, es una repetición de un ciclo cada 10 años. Yo amo el arte, y desde mi lugar intento aportar y abrir los ojos en el mundo. Porque la realidad es que todo lo que dicen acá que nos abrimos al mundo, es mentira. Yo voy con mi música por el mundo y digo “soy argentino”. En el mundo no nos conoce nadie. Si no es por Messi.”



 

Seguinos