Conciertos

Con entrada gratuita, Lito Vitale festeja 30 años de su disco icónico

El evento será en la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner, junto a la Orquesta Nacional Juan de Dios Filiberto. “Lo que en los discos sonaba con teclados, ahora suena con orquesta”, anticipó el artista. 

Foto: prensa Lito Vitale.
Foto: prensa Lito Vitale.

El pianista, compositor y productor Lito Vitale celebra 30 años desde la salida de lo que fue, quizás, su disco más emblemático, “Ese amigo del alma”. Lo hará con una serie de conciertos en distintos puntos del país y este viernes, a las 8 de la noche, se presentará en la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner (CCK), en la Ciudad de Buenos Aires. Será en formato quinteto y acompañado por la Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”, con entrada gratuita.

Hacía rato que no estaba tocando música instrumental y quería darle un marco particular a los conciertos. Como se venía acercando el aniversario 30 de la edición de `Ese amigo del alma´, que fue el disco más importante de mi historia musical instrumental, voy a hacerlo este año con el valor agregado de la participación de orquestas de distintas provincias”, explicó Vitale en conversación con Infonews, en referencia al proyecto que se extenderá hasta fin de año.

¿Qué tienen de diferente estos conciertos con respecto al viejo disco?

Tienen orquesta. Todo lo que en los discos sonaba con teclados, ahora suena con orquesta. Y yo toco el piano. Esa es una diferencia sustancial. Y ese repertorio no se tocaba en vivo hace muchos años.

¿Van a tocar el disco completo?

No, tenemos cuatro músicas de ahí. El show también incluye temas de “La senda infinita” y “Viento sur”, que son los discos más importantes de la formación en cuarteto.

¿Los recitales son en formato de quinteto?

Es formato quinteto, incluimos una guitarra en el concierto (n de la r: el disco no contaba con guitarra). Específicamente, en el CCK van a estar de invitados mi hermana (Liliana Vitale), diciendo el texto que grabó y escribió María Elena Walsh en “Viento sur”, y van a estar los integrantes originales del cuarteto Christian Judurcha y Marcelo Torres.

“El arte no se acomoda con el mundo bestialmente capitalista”

Lito Vitale nació en 1961 y en 1976 creó junto a sus padres, Esther Soto y “Donvi” Vitale, su hermana Liliana y gran cantidad de artistas el colectivo MIA, cuyas iniciales corresponden a Músicos Independientes Asociados. De los estudios montados por esa cooperativa surgieron músicos de gran relevancia, como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, entre otros.

Desde entonces, su carrera pasó por diferentes formaciones y proyectos, siempre desde el circuito independiente.

¿La independencia fue buscada o se dio de manera involuntaria?

Mi viejo siempre dijo que es mejor ser cabeza de ratón, que cola de león. Es una manera que nos queda cómoda a los Vitale. Creo que la autogestión es el futuro porque las empresas producen para las empresas, no para las personas. Y el mundo está muy ligado a cómo hacer más guita. Pero hay una inmensa minoría a nivel mundial que tiene otros valores. Muchas de esas personas tienen que ver con el arte, haciéndolo o consumiéndolo.

Ese tipo de actividad, que es tan sensible, no se acomoda con el mundo globalizado y bestialmente capitalista. A pesar de que tenés que hacerte un lugar en este mundo como podés, la actividad independiente es la única que te garantiza que seas el promotor y el responsable de lo bueno y lo malo. Y tenés la última palabra de todo. Obviamente, tenés muchísimo más trabajo.

¿Te da más libertad?

No existe la palabra marketing, no existe la palabra “tema de difusión”, hacer algo para que el disco se venda más… hago lo que me sale y trato de comunicarlo. El chiste de los 30 años es ponerle una mínima y muy inocente idea de marketing a lo que hacés.

¿Cómo fue la relación con los Redondos en sus primeros años?

Por amigos en común aparecieron en el estudio de MIA. Yo era técnico de grabación. Mis viejos tuvieron algunas conversaciones, especialmente con Skay, el Indio y (la negra) Poly. Mi viejo les dijo que estaría bueno que tomen ese camino (independiente). Y mirá cómo les fue.

Ese amigo del alma, tres décadas atrás.

¿Cómo fue tener a tus padres de maestros?

Impresionante. Los dos nos acompañaron, a mi hermana y a mí, en el camino de la actividad artística. He tenido mucha libertad para elegir. Había mucho trabajo en equipo y me sentía feliz. Hicimos un camino juntos que está buenísimo y confío en que tenga la energía para poder continuarlo desde el trabajo personal.

“El éxito es como una cárcel”

El ciclo de recitales por el aniversario de “Ese amigo del alma” se inició el 7 de abril en Corrientes. Más adelante estará en Mendoza, San Juan, Chaco, Neuquén, Mar del Plata, San Nicolás, Córdoba y Tucumán, para cerrar el 15 de diciembre en el Monumento a la Bandera de Rosario.

En la Ciudad de Buenos Aires, la formación estará integrada por Juan Pablo Rufino en bajo, Víctor Carrión en vientos, Martín González Puig en batería, Mariano Delgado en guitarra y Lito Vitale en piano.

La Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”, dependiente de la Dirección Nacional de Organismos Estables del Ministerio de Cultura de la Nación, es dirigida por Luis Gorelik.

¿Cómo ves este momento político para hacer música?

En los momentos de más impedimento social, de más quilombo o incluso de dictadura, los artistas han dejado una producción tremendamente profunda y muy elevada. La producción fue más inspirada que en momentos de bonanza, donde el artista se relaja más.

El éxito es la meta y, al mismo tiempo, es como una cárcel. Llegás a un objetivo que siempre soñaste y, cuando lo tenés ahí, te das cuenta que lo que hace es frenarte y proporcionarte lo más efímero y superficial. Y te da tanto placer que te borra un poco el foco. Muchos tienen la facilidad de poder disfrutar del éxito sin que eso ataque a la calidad artística. Pero en general sucede.

¿Y desde lo económico?

Soy músico independiente, nunca me referí a mi actividad como relacionada con una industria. Obviamente que en una crisis se compran menos entradas para un concierto. Pero en nuestro caso no fluctúa demasiado porque hay un público medianamente cautivo y no necesitamos de una cancha de River para nuestra actividad. Cuando va un poquito mejor vamos a un teatro. Cuando va un poquito peor vamos a un pub. Es perfil bajo. Nos afecta, como nos afecta a todos las crisis económicas, pero no hace que sea imposible.
 

Seguinos