Conciertos

El piano como un viaje de ida a otros sonidos

"Estar en un escenario tocando tu música es como estar desnudo", dijo a Infonews María Laura Antonelli, la gran pianista argentina que este sábado se presenta con su flamante primer disco: Argentígena.

foto: Gabriel Massera
foto: Gabriel Massera

María Laura Antonelli es pianista y acaba de lanzar su primer disco solista, Argentígena, en el le saca a las teclas y la madera sonidos del tango, la música académica, el jazz y la electroacùstica a través de composiciones propias. En la noche de este próximo sábado 24 de noviembre, cuando el aire de Buenos Aires esté cruzado por el eco de los cánticos de hinchadas, los fuegos artificiales y todo el bonus track que dejará la final de la Copa Libertadores, la artista estará presentando su primer opus en Café Vinilo. En medio de estos días de previa, Antonelli habló con Infonews sobre su pasión por la música y su rechazo a los lugares comunes.

Infonews: Argentígena es un disco con perfil propio, con un color muy personal pero también se vislumbran la influencia del tango, de la academia. ¿Al ser tu primer disco solista buscaste que aparecieran o fue una presencia consciente?

MLA: Lo único que me propuse es no caer en los lugares comunes, esos que me refieren a determinado género. Hay cosas que refieren al tango, al jazz o a la música contemporánea, pero no me atraen los clichés: tengo la necesidad de evitarlos.

In: ¿Hay muchos clichés en la música contemporánea?

MLA: En general cuando se establece un género hay un momento en que trasciende y se empieza a repetir por una cuestión de pertenencia. Ahí es que no sabés si es algo sincero, si el compositor lo busca o es una necesidad de pertenecer… Pasa en el lenguaje y pasa en la música.

In: ¿Qué te gusta hacer por afuera de tus composiciones?

MLA: Me divierte el tango tradicional. También toco música clásica porque me mantiene dentro del estado técnico.

María Laura Antonelli en vivo
María Laura Antonelli en vivo

Desde una escucha formada en el rock, en el último track de Argentígena, "La máquina de hacer fantasmas", asoma lo que parece ser una referencia explícita a La máquina de hacer pájaros (la banda de rock sinfónico de Charly García de fines de los 70s) pero en el sonido se dibuja también la figura de contemporáneos del rock como John Cale. La pianista no lo desmiente pero al mismo tiempo vuelve sobre los estilos ante los que más cerca se siente. Y el rock, aunque sea de forma tangencial y desde la estética, está.

“Lo que más hice es tango pero no me gusta solo el tango”, aclara y puntualiza: “Estoy en casa y pongo un disco de Stravinski, uno de Spinetta, otro de Bachde cada música tengo una información y una afinidad. Del rock me gusta la calidad del sonido y la fuerza que tiene el producto grabado. Por eso elegí el estudio El Attic, donde grabaron Los Natas, porque me gusta esa sonoridad”.

Más allá de la formación académica, más allá del tango como columna vertebral, la cultura rock abraza generaciones y se impone incluso desde lo implícito. “Me parece interesante que haya elementos de tango, de música contemporánea y que todo eso esté enfocado en un sonido que no aparece en ese tipo de discos. Me gusta el discurso del rock, la calidad de sonido. Al desmenuzar fui tomando lo que más me llama la atención de cada género. La construcción es más de música académica, más de Stravisnski. El lenguaje más del tango contemporáneo, pero la estética puede ser que te resulte más rockera por la sonoridad del disco. O esta cosa de lo electroacústico… por eso de jugar con las posibilidades de los sonidos sintéticos como una extensión del piano”, dice.

In: ¿Hay posibilidad de una música académica y a la vez popular?

MLA: Los géneros se agotan. Los elementos que lo identifican cansan. La música académica toma de lo popular también. Es ir tomando lo que se necesita de cada música sin prejuicios. Si se logra la esencia de ese gesto de determinada música, lo podés usar.

En su nutrida carrera como compositora e intérprete, Antonelli participó de grabaciones y conciertos junto a Osvaldo Peredo, la agrupación Bien pulenta y otros, además de haber sido interpretada por 34 puñaladas y otros músicos y ensambles. También supo ejecutar el piano en el teatro Colón, el Centro Cultural Recoleta, salas del interior del país y escenarios de Italia, Alemania, Suiza, Holanda, Austria, República Checa y Escocia.

In: ¿Era una cuenta pendiente el disco solista?

MLA: Hace muchos años que quería grabar mi música y quería hacerlo con el piano que es mi instrumento y el que me sienta más cómodo para tocar y componer. Además es el que siento que más abarca para la composición; siempre se termina pensando para el piano. Pensar desde el piano como una totalidad y extenderlo a la caja de resonancia, para extender la tímbrica. La gracia era componerlo y después tocarlo. Porque el disfrute de tocarlo en vivo es muy grande.

Argentígena - disco completo

In: ¿Cómo es a esta altura de tu carrera enfrentarte al público como única intérprete?

MLA: Conozco el pánico escénico (risas), pero, como dijo una actriz, por suerte ahora solo tengo mucho miedo… No es miedo, es ansiedad, expectativa de cómo será. Pero va cambiando, depende de la presión, la situación, del piano que te vaya a tocar... No es como cuando tenía 15 años, pero siempre hay una cosita. Tu obra es lo más expuesto que te puede pasar. Estar en un escenario tocando tu música es como estar desnudo, tenés que tender un puente con la persona que escucha. Hay que captar al público.

In: ¿Qué expectativa tenés para este próximo show en Café Vinilo?

MLA: Este año fue muy lindo por lo que viví en relación a la presentación del disco. El show en vivo es una experiencia directa, es lo más lindo. Es una experiencia diferente de escuchar un disco en tu casa. Es la experiencia fundamental de la música.

María Laura Antonelli se presenta este sábado 24 a las 21.30 en Café Vinilo (Gorriti 3780, Palermo, CABA). Reservas y consultas al 011.4866.6510, consultas@cafevinilo.com o en www.cafevinilo.com.ar

Noticias de “Música”
Seguinos