Conciertos

El Cosquín Rock cerró con una apuesta a nuevos estilos

La segunda y última jornada del festival cordobés contuvo a clásicos de la escena local y también nuevos sonidos, además del anuncio de expansión de la marca.

Lula Bertoldi (foto: Lucas Mangi)
Lula Bertoldi (foto: Lucas Mangi)

Terminó la edición 19 de Cosquín Rock, con casi 120 mil personas (65 mil el primer día y 55 mil el segundo) que pudieron recorrer el predio del Aeródromo de Santa María de la Punilla viviendo jornadas de música de los más diversos estilos que hoy se encuentran de punta a punta en el país.

La tormenta que venía amenazando finalmente se desencadenó cuando Non Palidece encaraba el cierre del escenario Sur, durante la madrugada del lunes. El viento y el aguacero impidió que el recital fuera completo y tuvieron que cerrar interpretando solamente tres temas.

Una hora antes, el escenario Norte ya se había despedido de su público con la presentación de Ska-P, la banda española que llegó de gira el último fin de semana y fue la figura internacional del domingo. Como fiel representante del ska, la agrupación se distinguió por su discurso revolucionario, antiliberal y anticlerical como cierre de una jornada con reclamos políticos. Se metió con el Vaticano, con la corrida de toros y por supuesto con los Estados Unidos.

El p?blico, siempre protagonista (foto: Lucas Mangi)
El p?blico, siempre protagonista (foto: Lucas Mangi)

Con pañuelo verde al cuello y una remera con la cara de Santiago Maldonado con la frase “Eterno”, Pupul, el líder de la banda, hizo alusión también al presidente Mauricio Macri. "Hay diferentes tipos de gatos. Ustedes tienen el gato malo, nosotros al bueno", y dio lugar a los primeros versos de "Gato López" para luego interpretar “Solamente por pensar”, dedicada al joven víctima de desaparición forzada seguida de muerte a quien también habían homenajeado en La Plata. También pasó por algunos clásicos como “El vals del obrero”, “El niño soldado”, “El tío Sam” y “Mis colegas”.

Allí, en ese escenario había estado un rato antes Ciro y los Persas, un clásico del festival. El expiojo paseó por todo su repertorio que tan bien conocen los seguidores de esa zona del país. Tuvo momentos de rito, entre ellos el recorrido por las banderas (cientos) que se vieron durante toda la jornada.

El escenario Norte tuvo antes de Ciro a Ataque 77. Fue uno de los mejores recitales del festival. Con sonido impecable, mostraron algunos temas nuevos pero se centraron en realzar las canciones de siempre con la fuerza y la magia de la música en vivo. Tuvo como invitado a Hugo Bistolfi, quien los acompañó en “Hacelo por mí”, “Beatle” y “Setentistas”, tema al que dedicaron en forma irónica al presidente argentino. Cerraron con un gran pogo para “Donde las águilas” y “No me arrepiento de este amor”.

Pato Fontanet / foto: Lucas Mangi
Pato Fontanet / foto: Lucas Mangi

En las primeras horas de la tarde, la presentación de Eruca Sativa fue en sí misma un hecho político. En medio de reclamos por el cupo laboral femenino en festivales, las mujeres expresaron: “Estamos acá gracias a la lucha de muchas mujeres que nos precedieron”, dijo Brenda Martín, bajista de la banda, e invitó al escenario a la riojana La Bruja Salguero, quien pidió “a todos los encargados de los festivales, que abran las tranqueras, porque llegan las mujeres”. Juntos interpretaron “Amor ausente”. Este encuentro entre el grupo y la cantante ya s había producido hacía quince días en Cosquín Folklore. Luego de ellas fue el turno de Carajo.

Rock al Sur

El rasgo característico del blues argentino tuvo su lugar en el escenario Sur, (además de la tradicional Casita del Blues) de la mano de La Mississipi, banda que alrededor de las 17 cerraba su presentación con recomendaciones de Ricardo Tapia para disfrutar del festival, no beber si conducían y terminar más que bien con la fiesta del rock.

La segunda jornada estuvo más definida en términos de qué ver en cada escenario. El eclecticismo del día anterior no dejó lugar para un minuto de descanso. Mientras terminaba Eruca Sativa el otro escenario recibía un aluvión de fanáticos que llegaban con banderas y gorras, cantando las canciones de una de las bandas principales de esa tarde: Don Osvaldo.

foto: Lucas Mangi
foto: Lucas Mangi

Sin embargo, uno de los mejores recitales de la jornada en ese escenario fue el de Los Gardelitos. Con temas nuevos y clásicos prepararon el ambiente para todo lo que iba a venir. Como anticipo, tuvieron como invitado a Patricio Fontanet, a quien presentaron como una de las mejores voces del rock argentino. Después fue el turno de Ojos Locos y, finalmente, con un poco más de media hora de retraso, Don Osvaldo subió al escenario.

Indescifrable como desde su origen, fue la banda más convocante de la jornada en ese espacio. No defraudaron y durante más de una hora todo fue una fiesta. Luego vendría el turno de La 25, que invitó a cantar al líder de Ojos Locos y a Pato Fontanet.

Otro gran momento fue el recital de Dancing Mood, un clásico para ese sector del Aeródromo. La orquesta ska que lidera Hugo Lobo dio nuevamente una demostración de carisma y excelencia para una noche que empezaba a desperdirse hasta el próximo año.

El cierre estuvo a cargo de Zona Ganjah y Non Palidece, que, tal lo antedicho, no pudo terminar su concierto.

Los aut?nticos decadentes (foto: prensa CR)
Los aut?nticos decadentes (foto: prensa CR)

Un corredor de estilos

Seis escenarios no resultan una exageración cuando se los recorre. De las últimas ediciones, sin lugar a dudas fue esta la que se animó a apostar a los nuevos estilos, a hacerle un lugar al hip hop y a valorar de ese modo el surgimiento de las nuevas generaciones de música.

Un ejemplo fue la carpa Escenario Alternativo Naranja donde Woss mostró por qué es uno de los artistas que más llama la atención.

El joven hiphopero presentó su banda de batería, guitarra, sintetizadores y un set list imbatible que dejó una marca imborrable en su paso por esta edición.

Cosquín Rock 2019 quedará marcado por el ingreso definitivo de la música urbana. Ese estilo que de a poquito se fue haciendo un lugar en los últimos años este tuvo una presencia y seguramente seguirá sorprendiendo en las próximas ediciones.

Esta es una fiesta popular

Fascinado por el espíritu rockero y festivo de este Cosquín Rock, Cucho Parisi arrancó el domingo la segunda y última noche de Auténticos Decadentes Unplugged Fiesta. “Empieza la kermese decadente”, anunció para dar lugar a la primera versión de la noche de “El Murguero”, que volvió a sonar en la despedida de la banda.

Clásicos de más de treinta años de carrera tuvieron su reversión en esta carpa. Como invitados estuvo Violeta Parisi para cantar “Amor” junto a Jorge Serrano y luego Fernando Ruiz Díaz, quien cantó “Un osito de Peluche de Taiwán” y se quedó en el escenario hasta el final.

“Saludos a Carlos, a Boom Boom Kid que está tocando ahora, un amigazo”, saludo Parisi. Efectivamente, en el escenario Córdoba frente al Alternativo pero con muchos metros de distancia entre sí, El ex Fun People lideraba uno de los grandes momentos de la noche en ese espacio. Cálido, lúcido y locuaz, Necro pasó nuevamente con un buen saldo por el festival.

La fiesta de las mujeres

Pequeña pero gigante, Miss Bolivia sube a escena y todo explota. La cantante fue uno de los últimos números del escenario Alternativo, que pasada la medianoche cerró con Indios.

Canciones de sus dos últimos discos, son la matriz del repertorio de Miss Bolivia quien hizo bailar a toda la carpa. A modo de sorpresa, en el escenario apareció Cucho Parisi, invitado especial convocado para cantar “Gente que no”. “¡Vivan las chicas!” gritó el cantante de LAD, una frase que también se había escuchado durante el recital de la banda.

Preparando el terreno

Durante esta edición, se presentó la FM Cosquín Rock, que se puede escuchar por cosquinrock.fm o en la FM 90.3 de Córdoba. La radio estuvo transmitiendo en vivo el festival.

Además, en su proyecto de expansión, Cosquín Rock tendrá una edición en España con Los Auténticos Decadentes como número principal y de las bandas locales La Pegatina y a Izal.

Hacia al final de la segunda jornada, el productor José Palazzo anunció nuevas sedes para recibir la edición 20 del festival. “Para nosotros es un sueño. Este año va a ser un primer paso en España, Estados Unidos y Costa Rica pero también vamos a estar por tercera vez en México, por segunda en Uruguay, y en la próxima de Colombia vamos a tener un escenario exclusivo de metal. Es buenísimo que Cosquín pueda seguir desarrollándose”, resumió.

Noticias de “Cosquín Rock”
Seguinos