Gospel

Las actuaciones de The Harlem Jubilee Singers, dirigido por Gregory Hopkins, llega tras seis años de ausencia. Con un espectáculo que es un mix entre lo afro-norteamericano y lo clásico y popular, tendrán un recorrido en que pasará el 9 de este mes por el auditorio de San Juan para el Mozarteum Argentino y el 11 al mediodia estarán en la Villa 31.

Mientras que el 13, cantarán en el teatro Municipal de San Nicolàs y el 15 darán un Masterclass de canto en el Templo Libertad.

Finalmente,  el 16 tendrán un gran concierto en el Teatro Gran Rex y el cierrre será el 19, en el Espacio Quality de Córdoba.


Esta puesta combina los tradicionales Negro Spirituals en arreglos polifónicos, y las celebres canciones gospel. Ambos géneros se cantan regularmente en los servicios dominicales de las iglesias negras en Harlem, New York y el resto de los EEUU. Un sin número de estos temas se han convertido en hits populares mundiales, trascendiendo a su entorno de origen.

El Negro Spiritual es el antecedente del Gospel y de toda la canción popular norteamericana, sacra y profana. Eran compuestos colectivamente por esclavos en las plantaciones a partir del siglo 18 y trasmitidos por via de la tradición oral. Luego de la Guerra Civil americana, músicos negros con una educación académica formal los escriben, en muchos casos en arreglos de gran belleza y complejidad, como los que formarán parte de estos conciertos.


El antiguo Negro Spiritual adquiere nueva notoriedad cuando Antonin Dvorak, nombrado director del National Conservatory en New York en 1892, es fuertemente impactado por los Negro Spirituals, a los que lo introdujo su asistente Harry T. Burleigh, entre otros. Este compositor afro-norteamericano, fue un prolífico recopilador, arreglador y divulgador de Negro Spirituals de los que se ejecutaran ejemplos.

La musica Gospel en cambio, religiosa también, (Gospel es Evangelio en inglés) es un producto urbano que surge a partir de la llamada Gran Migración de negros hacia las ciudades el norte como Chicago y Nueva York, escapando de la segregación en el sur de principios del siglo XX.


El padre de la música Gospel según la tradición es Thomas Dorsey, pianista de blues que a partir de una tragedia personal se descubre a si mismo orando en el piano. El genero adquiere ritmo y cadencia urbanos y la dinámica del blues. Dorsey lo difunde por las iglesias negras americanas, que tras algunas reticencias, lo adoptan como ingrediente litúrgico central de sus servicios. En los años 50 transciende razas y credos, al punto que el único Grammy que gana Elvis Presley es por un album de gospel. En el concierto se incluyen temas gospel que Elvis cantaba regularmente.


El tour incluirà piezas de música vocal de extracción e influencia afro-norteamericana, por grandes compositores como Duke Ellington, y Georges Gershwin, y Robert Ray, autor de la Misa Gospel.