Luego de varios años de silencio y de su regreso en el año 2017 con un concierto en el marco del festival Ciudad Emergente, Árbol se presentará por primera vez en el año en Capital Federal el viernes 6 de Septiembre en el Teatro Vorterix.
 
Se espera un show íntimo e inolvidable, haciendo un repaso por todos sus hits y adelantando nuevas canciones. Mientras tanto, Oir Mortales conversó con el bajista Sebastián Bianchini, acerca de las idas y vueltas, el rock, las nuevas olas, siendo parte del mar.
 
¿Cómo fueron los años de parate de Árbol?
 
-Cuando decidimos parar un poco, Pablo se fue a vivir a México, yo me puse a trabajar en música de películas y de teatro, y los cuatro estuvimos produciendo grupos. Con Martín, y junto a Gastón Goncalves (de Los Pericos) armamos un grupo que se llamó Oliucanit. Hernán nos ayudó con algunas cosas de este grupo, y cuando podíamos nos juntamos los cuatro a contarnos en qué andábamos, cuando venía Pablo a visitar a los padres a Argentina. Seguimos en contacto durante ese tiempo.
 

 
¿Por qué decidieron volver?
 
-En un momento nos ofrecieron hacer un concierto en México (que después nunca se concretó) y decidimos juntarnos en una sala de ensayo a tocar un rato a ver qué onda. Y la verdad que la pasamos bien, y nos pareció que estaba bueno hacer algún show, a ver cómo nos sentíamos. Y al ponernos a ensayar, empezaron a surgir ideas para nuevas canciones, y empezamos a trabajar en ellas.
 
¿En qué sentís que cambió la escena rockera desde que dejaron de tocar hasta ahora?
 
-Desde que habíamos dejado de tocar cambió bastante la industria musical. Desaparecieron los discos físicos, y la gente va a menos a ver bandas de rock en vivo. Hoy el rock dejó de gozar de la popularidad que tenía antes, dándole paso a nuevos géneros.
 
Con Árbol siempre tratamos de acercar el rock a otros géneros como el folclore, la cumbia, el pop más tranqui, algo más progresivo, siempre tratando de romper con varios prejuicios. Hoy las nuevas generaciones musicales son mucho menos prejuiciosas por suerte.
 

 
¿Por qué creen que hay voces que insisten en la "muerte" de un rock que pareciera ser inmortal?
 
El rock nunca va a morir. Simplemente no es tan popular como antes.
 
En este sentido, ¿cómo ven el trap, la movida urbana, las letras, la identificación social en ese sentido? 
 
Las nuevas generaciones son mucho menos prejuiciosas. No ven con malos ojos usar pistas pregrabadas en el show, afinar sus voces, negociar con una empresa para beneficiar al proyecto, etcétera. Muchas de sus letras protestan contra lo que ven mal hoy, tienen ya otra mirada en relación al género y son más libres en muchos aspectos. Hay varios artistas que nos gustan.
 
¿Cómo va a ser el show del 6 de septiembre en el Teatro Vorterix? ¿Qué expectativas tienen?
 
Vamos a hacer canciones que hacía mucho tiempo que no tocábamos, y vimos -durante este tiempo- que mucha gente quería escuchar. Vamos a tocar todos los clásicos del grupo y a divertirnos muchísimo arriba y abajo del escenario. Va a ser una verdadera fiesta.
 

PRÓXIMAS PRESENTACIONES

 

6/9 – Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455) – Capital Federal
 
7/9 – Mono Club De Música (Santa Fe 2398) – Rosario
 
8/9 – Piedras Blancas (Costanera Este, Santa Fe 3000) ­– Santa Fe
 
13/9 – Club Paraguay (Pasaje Agustín Pérez 99) – Córdoba 
 
28/9 – La Trastienda Club (Fernández Crespo 1763) – Montevideo - Uruguay
 
 
 

Árbol

 
Pablo Romero: Voz, guitarra.
 
Hernán Bruckner: Guitarra, teclados, melódica, charango, voz.
 
Sebastián Bianchini: Bajo, stick, voz.
 
Martín Millan: Batería, xilofón, voz.