Durante el último verano, Skay Beilinson y su compañera Poli –la inefable manager de los Redondos y, ahora, del guitarrista- partieron de viaje hacia Turquía. Ese periplo fue, en buena medida, la coronación final para La luna hueca: el quinto disco de estudios de Skay y Los Fakires. La nueva encarnación del ensamble formado por Claudio Quartero (bajo), Javier Lecumberry (teclados), Oscar Reyna (guitarra) y el Topo Espíndola (batería). Un trabajo que promete varios tramos acústicos con influencias de Medio Oriente y una lírica arrullada por la mística de los derviches.

Producido por el propio Beilinson y Joaquín Rosson –que también participó como técnico de la grabación, al igual que en ¿Dónde vas? -, el disco tiene su fecha de edición programada para julio y ya trascendieron varios títulos de sus canciones como "La fiesta del karma" o "El redentor secreto". Por supuesto, el mítico Rocambole será nuevamente encargado del arte gráfico para La luna hueca. “La luna siempre ha sido el lugar de los poetas, de los soñadores –le dijo Beilinson a Claudio Kleiman, en su entrevista para RS-. Entonces «la luna hueca» contiene todos esos mundos, esas historias. Es un lugar vacío para ser llenado con la imaginación".

"Luna en Fez" sobre el escenario de Vorterix.