ECONOMÍA | INFLACIÓN | COMBUSTIBLE | SHELL

Volvió a subir el precio de los combustibles

En agosto habían aplicado una suba del 7% y ahora, en las primeras horas de octubre, le agregan un 6% más. Es casi un aumento por mes, mientras la ola inflacionaria parece convertirse en un tsunami para la clase obrera.

Los precios de combustibles aumentaron un 6% promedio en todas sus estaciones de servicio de Shell y se estima que el resto de las petroleras seguirán su ejemplo. La noticia -desde ya- no es buena para la clase trabajadora que está reclamándole a sus sindicatos que cierren acuerdos paritarios que les permita surfear la ola de la inflación.

El combustible, como la harina, es un insumo que termina afectando a toda la cadena de comercialización porque influye en los costos de transporte de todas las industrias. El último aumento se había registrado el 22 de agosto cuando las compañías coincidieron en un porcentaje promedio de 7,5%; y esta actualización de precios se origina en primera instancia por el aumento de los impuestos a los combustibles IDC e ICL y el incremento de los precios de los biocombustibles.

La compañía Raizen Argentina, licenciataria de la marca Shell, informó que el aumento en los surtidores también responde a la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas utilizadas para la producción de combustibles.

¿QUERÉS ACOMPAÑAR A INFONEWS?

>CLICK AQUÍ<

Así como Raizen decidió el incremento de sus precios en surtidor, se espera también a partir de la medianoche similar medida adopten el resto de las marcas, en particular YPF que lidera el mercado con el 55% por ciento del mercado y Axion. Sin embargo, estas dos últimas compañías todavía no comunicaban minutos antes de las 0 el porcentaje de incremento que aplicarían a sus naftas y gasoil.

La aplicación del impuesto sobre los combustibles líquidos comenzará a regir, de acuerdo a lo establecido en la última definición del Gobierno, que esta vez decidió no volver a postergar su aplicación y avanzar con los correspondientes a los dos primeros trimestres de 2021 .

De esta manera, el gravamen aumentará tal como lo estableció la Ley 23.966, que fijó que en enero, abril, julio y octubre de cada año, se actualiza el impuesto a partir de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

A fines de agosto último, el Gobierno postergó por tercera vez en el año la actualización del impuesto sobre los combustibles líquidos. En este caso, la actualización que se realiza corresponde a los dos primeros trimestres de 2021 que fueron sucesivamente postergadas por decreto presidencial. Las del tercero y cuarto trimestre del año pasado y del primero y segundo trimestre de este año quedaron para el 1 de enero de 2023.

Dejá tu comentario