ALUCINEMA | Crítica El método Tangalanga | Martín Piroyansky | Silvio Soldán

El método Tangalanga: la épica del rey de las bromas telefónicas

Se estrenó la película en la que Martín Piroyansky interpreta al legendario bromista que hoy es ícono cultural. De paso te damos algunas razones para ir al cine a ver a Silvio Soldán haciendo de mentalista español.

¿Habrá pensado alguien alguna vez en la vida amorosa del Dr. Tangalanga cuando allá lejos, en los años 80s y 90s, sus casetes piratas con bromas telefónicas pasaban de mano en mano como un raro fenómeno de culto urbano? 

Spoiler: las próximas líneas no aclaran ese punto pero dejan testimonio sobre una comedia efectiva que utiliza la obviedad como un recurso inteligente y, de paso, reflota un género casi adormecido en la industria del audiovisual argentino.

"Con amor y furia", lo nuevo de Claire Denis y Juliette Binoche

Con elementos del humor clásico argento (a Tangalanga podríamos enmarcarlo en la no siempre bien valorada picaresca porteña, aunque atravesado por un muy efectivo amateurismo), la película dirigida por Mateo Bendesky recupera a la Buenos Aires de hace más de medio siglo en sus líneas de diálogo y en su estética, a caballo de una rigurosa puesta visual que le agrega valor y que en pantalla grande (vayan a verla al cine) se luce y, a la vez, se pone por encima del promedio de la producción local.

(¿Por qué se hacen tan pocas comedias en Argentina?)

La trama nos muestra a Jorge (Martín Piroyanski), un hombre tímido al extremo que trabaja en la oficina de ventas de una compañía dedicada a la fabricación de jabones. Sus días de rutina gris atravesados por su personalidad de perdedor irremediable, sin embargo, encuentran cierto roce con la epifanía en el momento en que el hombrecito de marras se topa (sobre el escenario de una pequeña sala teatral) con el magnetismo del mentalista Tarufa (Silvio Soldán), quien en un par de maniobras le inocula extroversión y verborragia.

En paralelo, la procesión diaria de Jorge está teñida también por la preocupación que le provoca que su mejor amigo, Sixto (Alan Sabbagh), esté internado, pero, a modo de balance, el hospital que cobija a su también compañero de trabajo tiene como recepcionista a la mujer que agrega otro clic a su vida: Clara (Julieta Zylberberg), la clave romántica de la historia.

El método Tangalanga bucea en la biografía real de Julio Victorio De Rissio y le agrega datos ficcionales a un trabajo sobre un tipo que comenzó a hacer bromas telefónicas para entretener al amigo internado. Los guiños aparecen a lo largo del film (Tarufa, por ejemplo, remite a Tarufetti, primer apellido artístico de nuestro antihéroe) y, de yapa, para los fans del Doctor, son un atractivo elemento de referencia y juego.

Diez películas esenciales que dejó 2022 y dónde verlas

Más allá de algunas sobreimpresiones de lenguaje que aportan al juego retro, un elemento que funciona bien pese al riesgo que representa para la factura final es la reiteración de cómo “Jorge” ejercitaba el músculo de la rima fácil: el “agachate y conocelo” que el personaje de Piroyansky repite a mansalva funciona como siempre ha funcionado esa táctica en el humor: ¿cuántas veces nos hemos reído de los tortazos del cine mudo o de las interminables caídas de Los 3 Chiflados o El chapulín colorado? Tangalanga en sus grabaciones pegaba ahí, en el blanco del chiste fácil. Y claro que sí: ¿cómo no darle la bienvenida a las rimas de tablón en la era de la corrección y el discurso pasado por lavandina?

Pero el mayor de los aciertos de El método Tangalanga es su elenco, empezando por Piroyanski, que ofrece un gran laburo como comediante, pasando por Soldán, que a sus 87 años sorprende con su mentalista español (el locutor dice haberse inspirado en el legendario Alberto Closas), y también por los aportes de Zylberberg (con la solidez de siempre, en este caso como el enganche amoroso de Jorge) y Luis Machín (como el jefe de Jorge).

PD: Si llegaste hasta acá sin haber escuchado nunca una grabación de Tangalanga, andá ya a buscarlas. Hacelo, agachate y conocelo.

El método Tangalanga. Argentina, 2022. 98´ Dirección: Mateo Bendesky. Guion: Sergio Dubcovsky, Nicolás Schujman, Mateo Bendesky. Montaje: Federico Rotstein. Fotografía: Daniel Ortega. Música: Gabriel Chwojnik. Elenco: Martín Piroyansky, Julieta Zylberberg, Alan Sabbagh, Silvio Soldán, Luis Machín, Luis Rubio.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

 

Dejá tu comentario