MUNDO | Aborto en Estados Unidos | Corte Suprema de EEUU

La Corte Suprema de EEUU revocó el derecho al aborto

Cada día más a la derecha. En la misma semana que amplió el derecho al uso de armas, la Justicia de ese país bloqueó un derecho fundamental de las mujeres.

Télam
Télam

La Corte Suprema de Estados Unidos revocó este viernes una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres de ese país al aborto, pero que nunca había sido aceptada por la derecha religiosa.

Esta decisión no convierte en ilegales las interrupciones del embarazo, sino que hace retroceder a Estados Unidos a la situación vigente antes de la sentencia Roe v. Wade de 1973, cuando cada estado era libre de autorizarlas o no.

La medida, que hace retroceder medio siglo a los EEUU, llega luego de que esta misma semana la conservadora Corte Suprema de Justicia de ese país anulara una norma que regía en Nueva York y que limitaba la libre portación de armas en público.

El fallo

El fallo de la Corte afirma que la Constitución “no otorga” este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto al “pueblo” y sus “representantes electos”.

La decisión publicada este viernes revoca tanto la sentencia conocida como “Roe versus Wade”, acordada hace 49 años, que protegía el derecho al aborto en todo el país, como otra resolución de 1992, “Planned Parenthood versus Casey”, que reafirmaba dicha protección pero permitía a los estados establecer regulaciones sobre el proceso.

La decisión fue aprobada con 6 votos a favor y 3 en contra. Los votos de la mayoría conservadora insisten en no considerar el aborto un derecho constitucional ni tampoco un derecho apoyado por la “historia o la tradición” estadounidenses.

Además, consideran que “Roe versus Wade” fue “ofensivamente incorrecto” y “chocaba” con la Constitución.

Por su parte, los tres jueces progresistas votaron en contra de la decisión del ala derecha. “Con pena para este tribunal, pero sobre todo para los millones de mujeres estadounidenses que han perdido hoy un derecho fundamental constitucional, disentimos”, señalaron en la opinión contraria que han firmado conjuntamente Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

Dejá tu comentario