MUNDO | mahsa amini | protestas en Irán | policía religiosa

Irán dice que Mahsa Amini murió por una enfermedad y no por golpes

A tres semanas de la muerte de Mahsa Amini y del inicio de las protestas por toda Irán, el gobierno iraní sale a decir que su muerte no tuvo que ver con violencia ejercida por parte de las fuerzas policiales.

Las protestas en Irán continúan extendiéndose. Los enfrentamientos con la policía va dejando tras de sí una ola de muertes.
Las protestas en Irán continúan extendiéndose. Los enfrentamientos con la policía va dejando tras de sí una ola de muertes.

El gobierno de Irán dio a conocer este viernes un informe médico que asegura que la muerte de Mahsa Amini durante su detención "no fue causada por golpes" sino por "una intervención quirúrgica debido a un tumor cerebral a la edad de 8 años".

La joven de 22 años había viajado a Teherán para visitar a su familia, pero fue detenida a la salida del metro por la policía religiosa islámica. Allí la acusaron de infringir la ley que obliga a las mujeres a cubrirse el pelo con un pañuelo, y los brazos y las piernas con ropa holgada.

Según testigos y el hermano de Mahsa, de 17 años, la joven fue golpeada tanto en la furgoneta como en la comisaría. El hermano también fue golpeado por las autoridades.

 

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

 

Durante su estadía en la comisaría, sufrió una descompensación que derivó en tres días de coma en un hospital. El 16 de septiembre falleció.

Por otro lado, el padre de la joven denuncia que no lo dejaron ver su cuerpo sino hasta el momento del entierro, cuando ya estaba envuelta salvo cara y pies. Allí constató que sus pies mostraban marcas de golpes, y pidió que la examinaran, pero las autoridades hicieron caso omiso.

El informe difundido por la República Islámica que proviene de la Organización Forense Iraní, dice que: "La muerte de Mahsa Amini no fue causada por golpes en la cabeza y en órganos vitales", sino por "una intervención quirúrgica debido a un tumor cerebral a la edad de 8 años".

Sin embargo, es muy posible que las protestas proliferen a pesar de este comunicado, en evidencia al descreimiento generalizado de la población. Todo indica que las revueltas no parecen menguar, y la cantidad de muertos subió a, al menos, 154, según Iran Human Rights.

El Guía Supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, acusó el lunes a sus archienemigos, Estados Unidos e Israel, de fomentar la ola de disturbios en todo el país.

Dijo sentirse destrozado por la muerte de la joven, pero "lo que no es normal es que algunas personas, sin pruebas ni investigación de por medio, conviertan las calles en un peligro, quemen el Corán, le quiten el velo a las mujeres que lo llevan e incendien mezquitas y autos".

Dejá tu comentario