OÍR MORTALES | ROCK | RECITALES | LUNA PARK | ESPECIAL | the kooks | disco debut

Así fue la fiesta de 15 que armó The Kooks en el Luna Park

El sonido brit fue protagonista de un miércoles que pareció despertar recién por la noche. El cuarteto The Kooks celebró un nuevo aniversario de su primer disco y ahí estuvimos para compartirlo.

Gentileza de prensa (ph. Gallo Bluguermann)
Gentileza de prensa (ph. Gallo Bluguermann)

La ciudad, cual vampiro, se despertó por la noche. Las calles estaban vacías. Los locales, todos cerrados. La razón, además del frío, era que este miércoles 18 de mayo se hizo el Censo y se declaró feriado nacional para que todas las personas se quedaran en sus casas esperando censistas. Pero cuando el relevamiento terminó, la calle volvió a ser recorrida y ahí fue cuando el estadio Luna Park comenzó a llenarse: The Kooks celebraba con un recital los 15 años de su primer disco. 

Había gente de distintas generaciones con remeras de los británicos pero también de otras bandas como The Strokes, Gorillaz y el infaltable Oasis, claro. Sweaters gordos y tapados de paño completaban el look de una noche de rock que, en realidad, comenzó con sonidos un poco más urbanos con la participación de Terapia. 

La banda de cuatro jóvenes músicos presentó una selección de sus canciones que no solo tienen una pata en el hiphop por el flow sino también de funk y rock. Mark Cancian no solo es líder por ser el cantante sino, también, porque pisa fuerte el escenario: es carismático, efusivo, promueve la participación del público y hasta hace piruetas como una vertical en pleno recital.  

A las 21.30 se subió al escenario Luke Pritchard con una guitarra acústica para interpretar Seaside, el primer tema de su set list que también es el primer tema de "Inside In/Inside Out", el disco que cumpleañero. Después le siguieron unas 17 canciones más en las que hubo cambios de guitarras y climas: la intensidad de las canciones bailables y las otras despojadas. 

"I wanna make you happy / I wanna make you feel alive / Let me make you happy", dice una de las canciones más conocidas que tiene The Kooks. Y anoche fue una de esas en que se lo permitimos, claro. 

Dejá tu comentario