MUNDO | Guerra Rusia Ucrania | Planta nuclear de Zaporiyia

Rusia y Ucrania se tiran de todo con una planta nuclear en el medio

Ambos gobiernos se acusan entre si de poner en peligro nuclear a todo el continente.

Planta nuclear de Zaporiyia (Télam)
Planta nuclear de Zaporiyia (Télam)

Mientras el mundo se complica cada día un poco más por la crisis energética derivada de la guerra surgida tras la invasión ordenada por Vladimir Putin, Ucrania y Rusia volvieron a acusarse de atacar zonas próximas a la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ubicada en una zona del suroeste ucraniano que fue bombardeada repetidamente la última semana.

La planta nuclear está ocupada desde marzo pasado por fuerzas rusas. Con ese escenario de tensión creciente y peligro potencial para todo el continente, Ucrania acusa a Moscú de estar usando la planta para guardar armas y de atacar desde allí, confiada en que no habrá respuesta.

El viaje de Pelosi a Taiwán fue "una provocación para China"

En ese marco, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, acusó a Rusia de "chantaje" nuclear, al aseverar que Moscú utiliza la planta nuclear para "intimidar gente de manera muy cínica".

"Ellos organizan provocaciones constantes con el bombardeo del territorio de la planta nuclear e intentan llevar fuerzas adicionales en esa dirección para chantajear a nuestro estado y a todo el mundo libre", agregó el presidente durante un mensaje a través de los medios.

Aseguró que las fuerzas rusas se "ocultan" en la planta para bombardear las localidades de Nikopol y Marganets, que están bajo control ucraniano.

En tanto, la agencia nuclear ucraniana Energoatom advirtió a los pobladores de la ciudad de Energodar, donde está ubicada la planta, de no salir a la calle en la medida de lo posible debido al bombardeo ruso.

"Según los residentes, hay nuevos bombardeos en dirección de la planta nuclear. El tiempo entre el disparo y la llegada de la bomba es de 3-5 segundos", dijo el operador nuclear el sábado en Telegram, al compartir un mensaje de un jefe local en Energodar, bajo control ucraniano, según un cable de la agencia Télam.

Pero autoridades prorrusas en las áreas ocupadas de Zaporiyia, donde desde hace meses se alerta sobre un posible accidente atómico que reaviva el recuerdo de Chernóbil, culparon a las fuerzas ucranianas de los ataques.

"Energodar y la planta nuclear de Zaporiyia nuevamente están bajo ataque de militantes de Zelenski", afirmó Vladimir Rogov, autoridad instalada por Rusia una región ocupada.

Los misiles cayeron "en áreas situadas a orillas del río Dnipro y en la planta", aseguró, sin reportar bajas o daños.

Los militares ucranianos llamaron a no visitar la ribera del Dnipro, que divide las áreas controladas por Rusia y Ucrania, por temor a que los soldados rusos disparen desde el otro lado.

Las acusaciones cruzadas entre Ucrania y Rusia sobre bombardeos en la planta nuclear este mes despertaron temores de una catástrofe nuclear.

El jueves pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró una reunión de emergencia y advirtió de una "grave" crisis en marcha en Zaporiyia.

Ucrania, con apoyo occidental, pidió una zona desmilitarizada alrededor de la planta y exigió el retiro de las fuerzas rusas.

En paralelo, Rusia anunció la toma completa de la ciudad de Peski, en la provincia de Donetsk, una de las dos que integran la región del Donbass, en el este de Ucrania y donde se concentran los ataques.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

 

Dejá tu comentario