SOCIEDAD | tarifazos | cooperativismo | guzmán | luz | gas | segmentación

Tarifazo: cooperativas apoyan segmentación pero alertan por costos de producción

Luego de las audiencias públicas, el gobierno definirá los precios de las tarifas de servicios de luz y gas. Los reparos del sector cooperativo.

En la última semana, se llevaron a cabo las audiencias públicas convocadas por el Gobierno Nacional, con el fin de proponer y analizar la actualización de precios, quita y segmentación de subsidios a la producción de gas y a la generación de electricidad. Participaron la Secretaría de Energía, las empresas del sector y organizaciones de defensa al consumidor y de la sociedad civil.

En ese marco, el Gobierno Nacional propuso subas de hasta el 40% para las tarifas de servicios públicos, pese al rechazo que encontró por parte de las organizaciones de defensa al consumidor.

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

El nuevo orden tarifario se encuadra en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, rubricó y que en el plano energético apunta a la baja o quita de subsidios, para mejorar el déficit fiscal.

Desde el sector cooperativo, sostienen que el sistema actual de un subsidio masificado y sin ningún tipo de discriminación por ingreso no funciona y que debería pensarse un esquema diferente.

¿QUERÉS SUSCRIBIRTE A INFONEWS?

>CLICK AQUÍ<

En diálogo con ANSOL, Luis Castillo, presidente de la Federación de Cooperativas Eléctrica y de Obras y Servicios Públicos (FECESCOR), consideró: “Nos vamos a los extremos. El gobierno anterior dolarizó las tarifas, pero un subsidio masificado también es una pérdida de recursos para el Estado y una transferencia a sectores que no merecen el subsidio que son los de mayores recursos”.

En la misma línea, en diálogo con este medio, Vicente Losada, presidente de la Federación Santafesina de Cooperativas Eléctricas (FESCOE), señaló que “nadie puede estar en desacuerdo que la baja del déficit llegue a través de una quita de subsidios de los sectores que hoy pueden hacer el esfuerzo y pagar la energía en el costo real”.

“La discusión nunca está de más si se trata de proteger a los sectores vulnerables. Creemos que la segmentación es necesaria y justa. Es lo que viene a solucionar un problema de déficit”, agregó Losada.

Según el mapeo hecho por Cooperativas de Las Américas en septiembre del 2020, existen 790 cooperativas que brindan servicios públicos a lo largo y ancho del país y por lo general alcanzan lugares inaccesibles por las empresas privadas.

Al respecto, Gerardo Fritsch, tesorero y ex gerente técnico de la Cooperativa Eléctrica de Punta Indio, expresó a ANSOL: “Las empresas invierten en distribuir energía y mañana pueden irse a vender chorizos o a una empresa de aviación. Las cooperativas agrupan personas que tienen una necesidad y aplicando el viejo dicho de ‘la unión hace la fuerza’ buscan suplir esas necesidades que es su objetivo principal”.

Los aumentos

Desde la Secretaría de Energía se propuso un aumento promedio del gas del 40% del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) para los usuarios con tarifa social y de un 80% del CVS del año anterior para quienes no cuenten con tarifa social.

Así las cosas, en el caso de la electricidad, las subas serían del 42,72% para los usuarios que no tengan tarifa social y del 21,27% para aquellos que dispongan de ese beneficio. Entre ambos grupos, componen el 90% de los usuarios residenciales. El 10% restante, se quedaría sin subsidio alguno.

“La discusión entre Energía y Economía es válida. Son dos posturas que contribuyen a la defensa de los sectores más vulnerables, que en esta coyuntura no pueden sufrir aumentos de tarifas y otra en llegar a un equilibrio que solucione un problema que no contrajo este gobierno”, manifestaron desde FESCOE.

Por su parte, Castillo, consideró: “Me parece es una situación injusta y que hay que rever. El estado genera un montón de gastos en sectores que no lo necesitan y son los que más deberían contribuir para poder llegar a una solución a la debacle económica e inflacionaria”.

Otro de los puntos importantes, es el ajuste de los costos de producción de la energía o el gas y el pasaje a la tarifa, lo cual desde las organizaciones de consumidores exigen saber para determinar cualquier tipo de aumento.

“El gran porcentaje de la tarifa se lo lleva la generación. Hay una coyuntura que tiene que ver con la guerra. El 70% de la generación de energía del país se hace con combustibles fósiles. Todos sabemos lo que ha ocurrido en el mundo con la guerra y eso hace que la composición de la tarifa sea muy difícil y volátil y preocupante”, apuntó Losada.

Los costos de producción

En Córdoba, por ejemplo, van por la implementación de una homogeneización del tarifario de servicios públicos para el sector industrial: “Una tarifa plana que elimina las asimetrías tarifarias entre distribuidores cooperativos”, explicó Castillo de FECESCOR.

Por su parte, Fritsch esgrimió: “La gran dificultad que tienen hoy las cooperativas de distribución de energía es que al no poder fijar lo que paga por la energía y no hay ningún agregado a las tarifas, no tienen excedente. Con lo cual eso debe ser cubierto por los socios o por aportes del Estado”.

Dejá tu comentario